Sobre mi

 

Siempre me he sentido atraído por la fotografía desde que me hice con una polaroid de mi abuelo. Era increíble ver cómo la fotografía se revelaba por sí misma. Ya en el año 2004, tenía entonces 20 años, empecé a hacer mis primeros revelados analógicos. Nunca olvidaré esa magia, la luz roja, ese olor a químico y las emociones al ver aparecer las imágenes en el papel de manera casi misteriosa.

 

Son recuerdos insustituibles, pero ese tipo de trabajo quedó atrás pocos años después, cuando compré mi primera réflex digital. Todo evolucionó por completo y los químicos se vieron sustituidos por el ordenador y los programas informáticos.

 

Pese a ese cambio tecnológico, sigo dotando a mis fotografías un toque personal que transmita mi sentimiento para que emocionen igual que me emocionaron a mí en el momento de crearlas. El mimo artesanal y la magia del laboratorio tan sólo se han trasladado a un entorno digital, no han desaparecido.
Actualmente me dedico a elaborar reportajes de todo tipo: Bodas, fotografías de estudio, arquitectura, publicitarios… Todo lo susceptible de ser fotografiado y está a mi alcance.

 

Este soy yo, Daniel Moneo, un fotógrafo vallisoletano que les agradece que se interesen por mi trabajo.

Gracias.